Odisea de Kazantzakis. Itaca, punto de llegada y de partida

  • Miguel Castillo Didier Director del Centro de Estudios Griegos Bizantinos y Neohelénicos de la Universidad de Chile. Miembro de la Academia Chilena de la Lengua

Resumen

Odiseo llegó a Itaca en el texto de Homero y también en la Odisea moderna. En realidad, ya había llegado ya cuando se inicia el nuevo poema. Itaca conserva la simbología que tuvo en el texto homérico, pero adquiere un nuevo rol. En la isla, Odiseo reafirma su identidad: es el mismo héroe que participó en la guerra de Troya y después luchó contra adversidades y tentaciones durante diez años, sin perder la voluntad de retornar a la tierra y al hogar. Reconoce su territorio, sepulta a su padre, casa a su hijo. Pero, además, ahora es el punto de partida. Desde ella sale Odiseo en el nuevo viaje, acaso más largo que el antiguo y sin regreso. La isla amada sigue siendo la isla amada. Amándola, la deja el antiguo héroe. Y en su larguísima travesía hacia la muerte en los hielos antárticos, la recuerda no pocas veces.    
Palabras clave Odisea, Odiseo, Itaca, retorno, partida
Compartir
Cómo citar
Castillo Didier, M. (2010). Odisea de Kazantzakis. Itaca, punto de llegada y de partida. Byzantion Nea Hellás, (29), Pág. 191-208. Consultado de https://byzantion.uchile.cl/index.php/RBNH/article/view/18113/18903
Sección
Grecia Moderna
Publicado
2010-01-01